Ejemplos de maquetación y diseño de libros

Precio fijo del libro

A veces nos preguntan por qué se mantiene el precio de un libro en el tiempo y las rebajas no exceden del 5%. Entonces yo les hablo del precio fijo del libro. ¿Cómo? ¿El libro no tiene rebajas más allá de eso? No. El precio fijo del libro se estableció como medida protectora del pequeño librero, para que no tuviera que retirarse del mercado absorbido por las grandes cadenas libreras, y obliga al editor (o autor-editor) a marcar un precio de venta al público fijo para su libro.

La ley 10/2007, de 22 de junio, “De la lectura, del libro y de las bibliotecas“, establece:

Artículo 9. El precio fijo.

[…]

1. Toda persona que edita, importa o reimporta libros está obligada a establecer un precio fijo de venta al público o de transacción al consumidor final de los libros que se editen, importen o reimporten, todo ello con independencia del lugar en que se realice la venta o del procedimiento u operador económico a través del cual se efectúa la transacción.
Con el fin de garantizar una adecuada información el editor o importador quedará asimismo obligado a indicar en los libros por él editados o importados el precio fijo.

[…]

3. El precio de venta al público podrá oscilar entre el 95 por 100 y el 100 por 100 del precio fijo.

Esto, que parece más propio del sistema comunista que del capitalista de la oferta y la demanda en el que vivimos, no es tan extraño. Y así en países de nuestro entorno (Francia, Portugal, Italia, Alemania), encontramos legislación similar a la nuestra sobre la fijación del precio del libro y protección del librero. Sin embargo, en el mundo anglosajón y los países escandinavos no existe el precio fijo y las editoriales pueden variar el precio a su antojo en el momento que lo deseen. En Estados Unidos, como se ve en la tabla, el precio fijo es directamente considerado ilegal. No entraremos aquí en la conveniencia o no del mantenimiento de esta norma, o en las ventajas e inconvenientes que conlleva. De momento solo exponemos el estado de la cuestión.

tabla del precio fijo del libro

 

Decir, por otro lado, que en el precio fijo del libro hay exclusiones. Tal y como establece el artículo 10:

1. No quedarán sometidos al régimen del precio fijo los siguientes supuestos:

a) los libros de bibliófilo, entendiendo por tales los editados en número limitado para un público restringido, numerados correlativamente y de alta calidad formal.
b) los libros artísticos, entendiendo por tales los editados total o parcialmente mediante métodos de artesanía para la reproducción de obras artísticas, los que incluyan ilustraciones ejecutadas en forma directa o manual o aquellos en los que se hayan utilizado encuadernaciones de artesanía.
c) los libros antiguos o de ediciones agotadas.
d) los libros usados.

[…]

g) los libros de texto y el material didáctico complementario editados principalmente para el desarrollo y aplicación de los currículos correspondientes a la Educación Primaria y a la Educación Secundaria Obligatoria.

En el artículo 11 se enumeran las excepciones al precio fijo del libro:

a) En el Día del Libro y Ferias del Libro, Congresos o Exposiciones del Libro, siempre que así lo determinen sus entidades organizadoras, cuando éstas pertenezcan a los sectores de la edición y comercialización del libro, un descuento de hasta un máximo del 10 por ciento del precio fijo.

b) Cuando el consumidor final sean Bibliotecas, Archivos, Museos, Centros Escolares, Universidades o Instituciones o Centros cuyo fin fundacional sea científico o de investigación, un descuento de hasta el 15 por ciento del precio fijo.

c) Mediante acuerdo entre editores, distribuidores y libreros, podrá establecerse una oferta anual de precios para fondos específicos, periodos concretos y delimitados en el tiempo.

 

En la ley la “Disposición transitoria única. Vigencia temporal de determinadas normas“, sobre el precio fijo del libro, establece en su apartado e) que mantendrán su vigencia los “artículos 6 y 7 del Real Decreto 484/1990, de 30 de marzo, de Precio de venta al público de libros.

Artículo 6

Todo editor o importador quedará obligado a indicar en los libros por él editados o importados el precio fijo mediante impresión en cada libro, incorporación de etiquetas adhesivas, en forma de encarte o mediante la entrega de sus catálogos, listas de precios, o cualquier otro documento mercantil donde se especifique el precio fijo de venta al público.

La consignación del número ISBN según lo establecido por el D 2984/1972, de 2 de noviembre, y la Orden de 25 de marzo de 1987, podrá también cumplimentarse mediante sistemas de identificación codificados.

Artículo 7

A requerimiento del consumidor, el librero o detallista quedará obligado a mostrarle el catálogo o listas de precios, facturas o albaranes, o cualquier otro documento mercantil donde se especifique el precio fijo de venta al público.

El librero o cualquier otro detallista, será responsable de que figure la indicación del precio en los libros que oferte desde su establecimiento, de acuerdo con las disposiciones en vigor sobre la materia.

Asimismo, el librero o cualquier otro detallista estará obligado a que figure en lugar visible del establecimiento un extracto del contenido del presente Real Decreto en los términos y características que se desarrollen por Orden Ministerial.