El ISBN del libro electrónico

Si el ISBN, del que ya hablamos en un anterior post, no es cuestión sencilla para los no versados en la materia, cuando debemos afrontar la publicación electrónica de nuestro libro debemos armarnos de paciencia y tener en cuenta diversos factores:

  • el formato en que queramos distribuir nuestro libro electrónico (.epub, .pdf, .mobi, etc.).
  • las prestaciones que tiene nuestro libro, es decir, si es de maquetación líquida o fija, si da opción a leerse por sí mismo (la función “read aloud” que aportan los libros generados con ibooks Author de Apple, o de .epub3), si es una versión enriquecida de nuestra publicación, si permitimos que el libro electrónico pueda imprimirse, si tiene DRM, etc.
  • dónde publiquemos nuestro ebook. 

Como principio general, y como ocurre cuando en papel se publica una obra en rústica, tapa o libro de bolsillo, cada formato debe llevar un diferente código de identificación (ISBN). Así debe generarse uno distinto si lo que publicamos es .pdf, .mobi o .epub. Si además, el .epub, que es el formato más extendido -y único si no fuera por la hegemonía de Amazon, que mantiene sus archivos propietarios (.mobi, .azw, .azw3)-, va a distribuirse en diferentes plataformas y lo queremos gestionar nosotros mismos, deberíamos obtener un diferente ISBN por cada una de las diferentes plataformas en que queramos publicar la obra (ibookStore de Apple, Kobo, Casa del Libro, etc.). Por tanto, si pretendemos publicar en todas esas plataformas y en nuestra propia página web podemos necesitar hasta ¡ocho! diferentes códigos. Decir, por otro lado, que las propias plataformas asignan gratuitamente una identificación a nuestra obra si no deseamos solicitar tantos ISBN, por lo que que tenga o no un ISBN de nuestra editorial es decisión nuestra.

Tal y como apunta Arantxa Mellado en su post El ISBN de los ebooks: dificultades, necesidad y precio:

“Cada aplicación de lectura (tabletas) y cada ereader funcionan con un software diferente, con sus propias especifidades. Si el editor hace bien su trabajo y quiere proporcionar una experiencia lectora de calidad a sus lectores, le pedirá a su proveedor de conversiones que, además de crear un ePub genérico, lo optimice generando diferentes versiones adaptadas las especifidades técnicas de cada uno de esos dispositivos y aplicaciones de lectura. El conversor tendrá que generar varios archivos digitales de un mismo libro: un epub genérico, otro para Apple, otro para B&N y otro para Kobo, además del mobi para Amazon y de un pdf. ¡Hasta 6 archivos diferentes, e incluso más si algunos archivos se enriquecen con audio!”

El ISBN del libro electrónico en diferentes plataformas

En Kobo se pueden subir ebooks, bien utilizando el gestor para profesional para editoriales, Kobo Publishers Operation (KPO), bien a través del Kobo Writing Life (KWL). La primera implica tener ya asignado un número de ISBN del libro electrónico. Con KWL es la plataforma quien asigna un identificador propio y no requiere de ISBN.

Casa del Libro, a través de Autopublicación Tagus: es la propia Casa del Libro quien aplica su propio ISBN y distribuye tu libro además en El Corte Inglés, Worten y Cegal.

En lo que toca a Google Play, como se recoge en la propia página web: “El ISBN no es necesario para enviar un libro a Google Libros ni para venderlo en Google Play. Google asignará un identificador único (con el prefijo GGKEY) a los libros que no tengan uno. Los identificadores GGKEY solo se utilizan de forma interna en Google.” En nuestro caso hemos podido publicar Aniuta, cuento de Anton Chéjov que puede descargarse de manera gratuita, sin ISBN.

Por su parte, Apple y su ibookStore tampoco requieren un ISBN para publicar la obra en su plataforma, pero “se recomienda contar con un ISBN para cualquier libro que estés ofreciendo en la iBooks Store. El ISBN identifica el libro y su edición actual, y te ayuda a asegurarte de que estás comercializando el libro adecuado. También se necesita el ISBN para informar acerca de las ventas de tu libro a las agencias de informes y organizaciones de análisis de la industria”.

Plataformas intermediarias de gestión de subida de ebooks

Puestos en contacto con bebooknes nos informan de que ellos solo requieren un ISBN para todas las plataformas que gestionan: Apple ibookStore, Amazon, Google Play, Kobo y Barnes & Noble.

Bookwire, plataforma de distribución integrada, de la misma manera solo requiere de un único ISBN para todas las plataformas en que distribuye sus libros.

Valoraciones finales

Después de todo lo dicho sobre el ISBN del libro electrónico, nuestra conclusión y consejo es que cuando publiquemos nuestro ebook, pidamos diferentes ISBN en función de los formatos que queramos distribuir, es decir, uno para nuestro .epub, otro para nuestro .mobi de Amazon y un último por si queremos subir también un pdf. Con el mismo número que nos asignan para el .epub podremos ubicar nuestro libro tanto en Apple ibookStore, Google Play o Kobo, o en cualquier plataforma intermediaria. Posteriormente cada una de las librerías asignará a un mismo ISBN de nuestro .epub diferentes códigos que nos permitirán seguir las ventas de ejemplares.